Los lunes al Sol. Y al viento y a la lluvia.. (en la plaza 6 de agosto).

Hace tres años se aprobó la Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como Ley Mordaza, por la amenaza que supone para derechos y libertades fundamentales, por aumentar el riesgo de arbitrariedad y, por tanto, el efecto disuasorio que tiene al generar una gran inseguridad jurídica. El Gobierno respondió a protestas sociales legítimas, legislando en contra de los derechos y libertades de la gente.
Además, esta Ley amparó las devoluciones en caliente desde Ceuta y Melilla, práctica totalmente ilegal desde el punto de vista del Derecho internacional. A todo ello se le ha sumado el hecho de que la Ley no introdujese salvaguardias reales frente al uso de perfiles raciales.