la Lista

El diario El Periódico publicaba ayer domingo los nombres de 35.597 personas de las que se tiene noticia que han muerto en el Mediterráneo.

Ello fruto de la transformación del Mediterráneo en la frontera más peligrosa del mundo, un auténtico cementerio de niños, mujeres y hombres, jóvenes y adultos, en su inmensa mayoría anónimos.

La obsesión y chantaje de Trump por su muro en la frontera de México es un ejemplo más de la aberración del desconocimiento de los DDHH, que en el caso de EEUU se junta con el secuestro de miles de niños que son separados a la fuerza de sus madres y padres, provocando no pocos suicidios.

¿Cómo es posible un mundo tan inhumano, cómo es posible que se impulse la necropolítica, y cómo puede suceder esto en la vieja Europa cuna de los derechos?

Como Güeligaites estamos en contra. Radical-mente.

Radicalmente en contra de esa necropolítica de erigir muros, crear campos de internamiento, abandonar a su suerte a menores, pagar a terceros países sin importarnos su estándar de garantía de los derechos humanos, o entrenar a fuerzas que se asemejan más a mafias que a funcionarios públicos , como sucede en el caso de Libia, para externalizar ese control.

La necropolítica está pensada para que solo lleguen los inmigrantes que sean estrictamente necesarios para las exigencias de nuestro mercado de trabajo y solo mientras su presencia incrementa la cuenta de beneficios. En el caso de los inmigrantes irregulares, hemos alcanzado el punto de cinismo de sostener que la pérdida de vidas, el riesgo que afrontan en el desesperado proyecto migratorio y que llena de cadáveres las arenas del Sáhara y las aguas del Mediterráneo, no es cosa nuestra: Y sí que lo es.

En cumplimiento estricto de deberes jurídicos elementales, como el deber de socorro, y de los específicos propios el Derecho internacional del mar. Ningún náufrago puede quedar sin atender. Lo contrario es un delito muy grave.

Lo que no se nombra no existe y por eso se ha recopilado nombre y circunstancias de 35597 Vidas humanas perdidas en el Mare Mortum. La lista del horror.

Auspiciamos el respeto a todos los derechos. Deben ser apoyadas las iniciativas que trabajan para salvar vidas, Caminando Fronteras, Open Arm, CEAR, etc .

Hay que hacer cumplir la ley del mar y atender todos las naufragios, y para ello no se puede permitir el “apagón informativo” que las autoridades decretan sobre Salvamento Marítimo para que no haya testigos de las muertes o de la falta de auxilio.

Ni muros, ni vallas, ni fosas.

Ninguna Persona es ilegal: ilegal e inhumano es dejarlas morir.

Detener el genocidio migratorio: vuestras guerras los ahogan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *