Recordando una deportación.

Otro aporte a la Memoria. (batallitas para nuestras nietas rebeldes) Fue en 2002, pero la detención ahora del matarife Uribe nos lo pone de actualidad.

Entrevista con Ana A. Ablanedo y Daniel Busto G. sobre su deportación por órdenes de Uribe.

Caliente está la detención domiciliaria del ex presidente colombiano Uribe, http://www.pachakuti.org/spip.php?article1298 y la repercusión directa en la vida política y social, pese al manto de impunidad y brutalidad que protege al gamonal, así como el aumento y reiteración de las amenazas de muerte para con el senador Iván Cepeda (hijo de otro senador asesinado, Manuel Cepeda) http://www.pachakuti.org/spip.php?article1302 por su persistencia en denunciar y tratar de enjuiciar el paramilitarismo que asola Colombia como instrumento de los guerreristas y sus privilegios arrancados al calor de la represión.

Entre los miles de episodios del prontuario criminal de Uribe, hay algunos que han afectado más a Asturias, precisamente debido a una sostenida solidaridad entre organizaciones colombianas y asturianas: tal vez recuerden un día de septiembre del 2002.. en que el local de una de esas asociaciones en Xixón no cabía de cámaras y periodistas…



recordemos:

¿cómo fueron las circunstancias, en qué lugar os encontrabais, a qué fue debido el operativo, que ocurría a la llegada a Asturias?

En el año 2002, cuando el presidente Álvaro Uribe V. toma posesión de su cargo, las organizaciones campesinas decidieron movilizarse para presentar sus demandas.

Las entidades convocantes, entre ellas una de nuestras contrapartes, la mayor federación agraria de Colombia, FENSUAGRO, hicieron un llamado internacional para conformar una comisión de observadores que atestiguara el buen discurrir de la jornada de paro prevista para el día 15 de setiembre. Éramos un grupo conformado por defensoras, sindicalistas, representantes de organizaciones de DDHH de Bélgica, Brasil, Suiza, Chile, Ecuador, Perú, Estados Unidos, Canadá y de Asturias y Madrid.

Nos dividimos por regiones y nosotros nos fuimos a Montes de María, entre los departamentos de Bolívar y Sucre. Una región, lamentablemente famosa, como muchas otras del país, por las masacres que el paramilitarismo ha perpetrado en este caso contra el campesinado.

La que todo el mundo tenía en la boca, por reciente, y porque estábamos cerca del lugar era la de Chengue. 60 paramilitares en 3 camiones armados con cuchillos, machetes y morteros de hierro asesinaron casi a 30 personas. Un delito que en 2011 fue declarado de lesa humanidad.

Pudimos desplazarnos hasta el municipio de El Chalán a unos 50 km de la capital de Sucre – Sincelejo. Allí, en un estado de militarización total, nos encontramos con un pueblo cercado con alambradas, la población confinada en sus casas y la movilidad totalmente restringida para evitar que se pudieran manifestar.

Sencillamente, el ejército de Colombia, nos detuvo por ser testigos incómodos de una situación nada rara allá que es la represión sistemática hacia la población civil. Esta vez amparada además en un decreto que llamaban de Zonas de Rehabilitación y Consolidación que había entrado en vigor en ese momento y que más tarde fue declarado inconstitucional y por supuesto invalidado.

En realidad podemos decir que nos secuestraron durante varias horas, en las que ni se reconocía que nos tenían bajo su tutela, y seguramente no lo hubieran hecho de no ser por la solidaridad que recibimos de la gente que lo vio y avisó a las organizaciones colombianas que dieron la voz de alarma, lo que hizo que aquí se movilizara medio Asturias para garantizar nuestra vida. De la misma manera respondieron las autoridades españolas en Bogotá, varios ayuntamientos y el Gobierno de Asturias.

Nunca agradeceremos bastante a todas las organizaciones compañeras e instituciones que se movilizaron para que no nos pasara nada. Sirve siempre, la solidaridad es siempre útil, salva vidas.

2- –Qué consecuencias acarreó para los dos, habéis vuelto a Colombia, qué paso con aquella norma uribista?

A los 4 días estábamos de regreso en Asturias después de haber pasado por varias dependencias del Estado Colombiano, entre ellos el DAS – Dpto Administrativo de Seguridad- (su policía política) que más tarde también fue disuelta por sus vínculos con el paramilitarismo, la corrupción y el narcotráfico y su director en ese momento Jorge Noguera que a su vez había sido director de campaña presidencial de Álvaro Uribe en el Dpto del Magdalena fue condenado a prisión por concierto para delinquir, homicidio agravado, uso ilegal de información privilegiada y un montón de cosas más.

Esa policía organizó espionaje a entidades de DDHH, líderes y lideresas, periodistas, opositores al uribismo… recopilando información que luego facilitaba a los grupos paramilitares. Aquí, en Gijón también estuvieron, sale en varios informes que han salido a la luz, una de las veces fue fotografiando y grabando a las personas y organizaciones que se manifestaron en rechazo al asesinato del querido compañero sindicalista Luciano Romero Molina.

Después de recibir el abrazo y el cariño asturiano al regreso, nos llegó la “sanción”. Daniel deportado. 2 años sin poder ingresar al país. Ana expulsada. 4 años de sanción. Seguimos sin encontrar la razón de la diferencia, bueno, seguimos sin encontrar la razón de nada.

A los 4 años regresamos y desde entonces vamos cada vez que podemos.

El decreto uribista que se usó de excusa como decíamos antes, fue declarado inconstitucional.

3- Visto en la distancia y con Uribe en detención domiciliaria.. ¿creéis que habría razones para «reclamar» reparación por los hechos?.

Todos con los que topamos en ese momento, si hablamos de responsabilidades de gobierno han acabado presos o señalados o pendientes de juicio. El entramado narcoparamilitar viene demostrándose poco a poco. Al ex presidente Uribe le quedan muchos pleitos a los que enfrentarse, aquí en España también tiene admitido a trámite otro por la llamada Operación Europa de espionaje ilegal en nuestra tierra. https://www.diagonalperiodico.net/asturies/gobierno-tolero-espionaje-colombiano-contra-activistas-y-refugiados-asturies.html

Jurídicamente no sabemos si prescribe, la reparación debería ser primeramente y en cualquier caso para con la sociedad civil colombiana que sufrió y sigue sufriendo cualquier clase de violación a sus derechos.

4- Si se le suma que hay una larga documentación de espionaje ilegal de estructuras colombianas en nuestro país y en Asturias, ¿existiría alguna relación?.

Con la solidaridad asturiana sí, claro. Asturias es ejemplo de solidaridad e internacionalismo, va en nuestro ADN y como decíamos al principio, es una de las mejores herramientas frente al crimen y la agresión.

El acompañamiento al pueblo colombiano es lo peor que se puede hacer si se quiere mantener el estado de vulneración de derechos a los que se enfrenta. Por eso, en ese sentido Asturias es un peligro, porque acompañamos.

5- y por añadidura.. había una Cumbre Iberoamericana en Salamanca.. y de pronto aparecía Uribe en una plaza…

2005 octubre, la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, y en esa plaza se escuchó muy alto y muy claro por parte de mucho público que acudía a ver el desfile de autoridades internacionales “Uribe paraco, el pueblo está berraco” y el Presidente Uribe prefirió acelerar el paso al interior del edificio en vez de acercarse a saludar como hicieron otros muchos.

(Pero Uribe “sabía”, puesto que había mandado espiar al DAS: Espionaje ilegal en la Cumbre Iberoamericana: El coordinador del Grupo Especial de Inteligencia G-3, Fernando Ovalle, informó a Germán Villalba sobre la celebración en Salamanca el 15 de octubre de la Cumbre Iberoamericana. Ovalle le requirió “desplegar labores de inteligencia con el fin de confirmar, desvirtuar o ampliar información”, y obtener “fotos de participantes y principales contactos”. Ovalle también fue responsable de las labores de inteligencia contra numerosas ONG europeas. http://www.ccajar.org/?Servicio-secreto-colombiano-creo )


Muchas Gracias Ana y Dani.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *