30 de marzo: Día de la TIERRA Palestina.

La Coordinadora Asturiana de ONGd y el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe de Asturias conmemoran junto con el Pueblo Palestino el día de la Tierra.

Se conmemora este día en toda la Palestina ocupada, así como en la diáspora.

Todas y todos los que creen en la justicia, la libertad y los derechos humanos, conmemoramos este día, reafirmando el rechazo a las políticas de Apartheid, Limpieza Étnica y robo de tierras que Israel lleva a cabo.


El 30 de marzo de 1976, la sociedad palestina convocó una huelga general en protesta por el continuo robo de sus tierras por Israel. El Ejército sionista asesinó a siete jóvenes palestinos con «ciudadanía israelí» que se manifestaban para detener la confiscación de 21.000 dunums (2.100 hectáreas) de tierras palestinas por Israel con el fin de construir colonias para judíos y un campo de entrenamiento militar. Desde entonces, cada 30 de marzo se conmemora la lucha del pueblo palestino plantando un olivo en señal de reivindicación de los derechos legítimos del pueblo palestino sobre la Tierra Palestina y el derecho al retorno.


El proceso de colonización y limpieza étnica de la Tierra Palestina no ha cesado desde entonces. Israel ha expandido sus colonias ilegales a todos los territorios palestinos ocupados, utilizando para ello todo tipo de infraestructuras militares y civiles, como el horrendo Muro del Apartheid, las colonias ilegales y las leyes racistas. Ha privado de acceso a sus tierras y obligado a abandonar sus casas a decenas de miles de familias palestinas, incluyendo en Jerusalén Este.


En Israel, los palestinos y palestinas con ciudadanía israelíes son discriminados. No han podido retornar a sus pueblos y muchos de ellos aún viven en pueblos no reconocidos sin servicios públicos de ningún tipo. Las familias beduinas son hostigadas y desplazadas a la fuerza. Todas estas prácticas contravienen la legislación internacional y los Derechos Humanos y han sido condenadas por Naciones Unidas.


En el Día de la Tierra Palestina, la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP-BDS) y las 40 ONG, comités de solidaridad y grupos BDS que la componen, proponemos:

El Comité Nacional Palestino de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) invita a las personas de conciencia de todo el mundo a unirse a nosotros para celebrar el Día de la tierra, poniendo de relieve BDS como una forma efectiva de solidaridad con la lucha palestina. En los últimos años una cantidad cada vez mayor de personas en todo el mundo ha empezado a adoptar y desarrollar un análisis de Israel como un régimen de apartheid.


Prisioneros Palestinos: cuestión que nace con la ocupación sionista como el 30 de Marzo el Día de la Tierra y el Retorno de sus Refugiados desde Al Nakba: son la misma semilla en el corazón de la Nación, en ellos nacen y crecen los grandes sueños del Pueblo Palestino, y ellos son el motivo y hasta el tomillo con el que sanan las heridas y son, a su vez, donde obtienen sus fuerzas. Los tres principios protegen el olivo y la canción de gracias cantada en su cosecha. Dan voz a la Familia Palestina, a la solidaridad internacional, a los pueblos. Son enseñanza, son cantos del corazón, son la Kufiyya.


El día 30 de Marzo habrá manifestaciones por el Día de la Tierra Palestina, por el Retorno de los Refugiados, y, aunque el Día de los Prisioneros es el día 17 de Abril tenemos la obligación de llamar a su libertad inmediata, hoy más que nunca se encuentran en peligro de perder la vida en las cárceles infectas del Estado sionista en las que los carceleros han sembrado el coronavirus.

Carta de la Alianza Europea de Apoyo a los Prisioneros de Palestina:

Sr. Antonio Gutierrez Secretario General de las Naciones Unidas.
Sra. Ursula von der Leyen, Presidenta del Comisariado Europeo.
Sr. Josip Burrell, jefe de política exterior y de seguridad de la Unión Europea.

Durante semanas, el mundo esta experimentando una propagación generalizada, peligrosa e inquietante de la epidemia de Corona. En estas circunstancias, aproximadamente seis mil prisioneros palestinos permanecen en cárceles israelíes en condiciones inhumanas e incluidos cientos de niños, mujeres, ancianos y enfermos durante muchos años, en trágicas condiciones de detención y a la luz de la retirada continua de las autoridades de ocupación de su compromiso con los acuerdos que los prisioneros obtuvieron por sus acciones y su huelga dentro de las cárceles en los últimos años.

En estos días, con la rápida propagación del virus Corona a gran escala, y a la luz del hacinamiento de las cárceles israelíes con miles de detenidos palestinos, aumenta el riesgo de transmisión de esta enfermedad dentro de las cárceles.

Especialmente en presencia de un gran número de personas con enfermedades crónicas como problemas respiratorios, diabetes y otros, con lo que la vida de los prisioneros está en gran peligro.

La administración penitenciaria no cumple con los requisitos mínimos para evitar los riesgos que tal pandemia presenta y les ataque en el cautiverio.

En la Alianza Europea de Apoyo a los Prisioneros de Palestina tenemos conocimiento de los peligros que corren los prisioneros, y exigimos a las autoridades israelíes que los liberen, especialmente a los ancianos, a las personas con enfermedades crónicas, a las mujeres y a los niños, para que puedan protegerse en sus hogares, con sus familias y entre las filas de su gente, y responsabilizamos a las autoridades de ocupación por completo de sus vidas. No liberarlos supondría un crimen de estado, un asesinato deliberado.

Hacemos un llamamiento a las instituciones internacionales, organizaciones de derechos humanos y a todas las fuerzas amantes de la justicia y la paz para presionar al gobierno de ocupación para que preste más atención a la seguridad sanitaria y la vida de los prisioneros antes que a cualquier otra consideración.

¡Si a la más amplia solidaridad internacional con los prisioneros de Palestina!

¡Si a la liberación inmediata de todos los prisioneros!

¡Si a la liberación de prisioneros niños, ancianos y enfermos!

Bruselas. Alianza Europea de Apoyo a los prisioneros de Palestina.
The European Alliance in Defensa of Palestinian Detaines.
Liegnitzstr. 28, 53721 Siegburg, Germany

Un olivo y una placa con un poema :
de Rafeef Ziadah

“Mi madre nació bajo un olivo
en la tierra que dicen que ya no es mía.
Pero cruzaré sus barreras,
sus locos muros del apartheid,
y volveré a mi hogar”

Déjenme hablar mi lengua árabe/ antes de que también sea ocupada.

Déjenme hablar mi lengua materna/antes de que también colonicen su memoria.

Yo soy una mujer árabe de color/ y nosotras venimos en todas

las tonalidades de la ira.

Lo único que mi abuelo siempre quiso hacer/ era levantarse al amanecer,

mirar a mi abuela Nily rezar en un pueblo/ escondido entre Jaffa y Haifa.

Mi madre nació bajo un olivo/ en la tierra que dicen que ya no es mía.

Pero cruzaré sus barreras,/ sus locos muros del apartheid,

y volveré a mi hogar.

Yo soy una mujer árabe de color/ y nosotras venimos en todas

las tonalidades de la ira.

¿Escucharon a mi hermana gritando ayer,/ cuando daba a luz en un control militar,

con los soldados israelíes/ buscando entre sus piernas

la próxima amenaza demográfica?

A su hija la llamó Jenin.

¿Y escucharon a alguien gritar tras las rejas/ mientras la gaseaban?

Estamos volviendo a Palestina.

Yo soy una mujer árabe de color/ y nosotras venimos en todas

las tonalidades de la ira.

¿Me dices que esta mujer que hay dentro de mí/ sólo te traerá tu próximo terrorista?

Barbudo, armado, pañuelo en la cabeza, negro.

¿Me dices que yo envío mis hijos a morir?/ Pero esos son tus helicópteros, tus F-16…/ ¡En nuestro cielo!

Y hablemos un poco sobre este/ negocio del terrorismo:

¿No fue la CIA la que mató a Allende,/ y a Lumumba?

¿Y quién entrenó a Osama en Afganistán?

Mis abuelos no vestían como payasos/ con capas blancas y gorros puntiagudos/ para linchar a personas negras.

Yo soy una mujer árabe de color/ y nosotras venimos en todas

las tonalidades de la ira.

¿Preguntas qué hace esta mujer oscura/ gritando en la manifestación?

Disculpa, ¿no debería gritar?/ ¿Olvidé ser cada uno de tus sueños orientales?

El genio de la botella,/ la bailarina del vientre,/ la chica del harén,/ la voz suave,/ mujer árabe,/ sí amo,/ no amo,/ gracias por los sandwiches de manteca de maní/ que nos lanzan desde los F-16, amo.

Sí, mis libertadores están aquí/ para matar a mis hijos,/ a los que luego llamarán»daños colaterales».

Yo soy una mujer árabe de color/ y nosotras venimos en todas

las tonalidades de la ira.

Así que déjame decirte/ que esta mujer que habita dentro de mí

sólo te traerá tu próximo rebelde./ Ella llevará una piedra en una mano/ y la bandera palestina en la otra.

Yo soy una mujer árabe de color./ Ten cuidado,/ ten cuidado.

Mi ira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *